¿Cómo vender una casa que es heredada?

Cuando heredamos una propiedad  de un familiar fallecido, en muchos casos, empiezan las disputas sobre cómo repartir dicha propiedad y por ese motivo muchas personas deciden venderla y repartir, así, las ganancias. Como expertos en vender piso en Sabadell vamos a explicarte qué pasos debes seguir para vender una casa heredada, para que lo hagas de la forma correcta y siguiendo todos los requerimientos legales.

¿Pero cuál es la forma correcta de vender una casa que ha sido heredada?

Lo primero que debe contemplarse es si existe un testamento de la persona fallecida, porque en el caso de no existir tal documento, deberán aplicarse las normas de sucesión. El segundo paso es hacer la escritura de la aceptación de la herencia, independientemente de si hay o no un testamento, ante la presencia de un notario. Este es un paso obligatorio para poder vender el inmueble.

El tercer paso es liquidar los impuestos correspondientes a la venta, como son el impuesto de sucesiones y el impuesto de plusvalía municipal. Después, el o los herederos deberán ir al Registro de la Propiedad para hacer el cambio de titularidad de la vivienda, para que aparezcan como titulares de la casa y poder venderla, si así lo desean. Para llevar a cabo este trámite deben presentarse las escrituras de adjudicación y aceptación de la herencia y el justificante de pago del Impuesto de Sucesiones.

El cuarto paso es como el que haría cualquier persona que quiera vender su casa, es decir, que una vez el o los herederos son propietarios del inmueble el proceso de venta es exactamente igual que el de cualquier otro particular.

Para obtener mejores resultados te recomendamos contratar los servicios profesionales de una agencia inmobiliaria como la nuestra, porque te ayudaremos a vender tu piso en Sabadell de una forma efectiva y rápida, utilizando toda nuestra experiencia y conocimientos en el marketing inmobiliario.

Impuestos en la venta de una casa heredada

Como especialistas en vender tu piso en Sabadell queremos explicarte que debes tener en cuenta algunos impuestos que deberás pagar en la venta de una casa heredada. Y también llevar a cabo algunos requisitos específicos, como por ejemplo realizar el pago en el lugar de defunción del fallecido y no en el que se encuentra el inmueble heredado.

Son dos impuestos: Impuesto de sucesión; A razón del valor de la propiedad y que está fijado por la Consejería de Economía y Hacienda en la fecha exacta en la que falleció el causante. La cantidad del impuesto varía en función de cada Comunidad Autónoma y debe liquidarse en un plazo máximo de seis meses desde la fecha de fallecimiento, aunque puede pedirse una prórroga a partir del quinto mes, en ningún caso sobrepasando la fecha límite de cuatro años.

Y el segundo impuesto hace referencia a la plusvalía municipal, en el que se paga un incremento del valor catastral del suelo, calculado en base al crecimiento del precio de la vivienda, desde que se compró la primera vez y hasta la fecha en la que se transmite la herencia. Es un impuesto que recauda el Ayuntamiento del lugar en el que ha fallecido la persona y deben presentarse los documentos siguientes: Una cuenta simple de las escrituras de adjudicación y aceptación de la herencia y el formulario de autoliquidación.

Si la casa heredada se vende antes de que se cumpla un año de la defunción, en el momento de venderla, existiría un ahorro de pagar este impuesto, porque ya se habría pagado en el momento en el que se recibe la herencia. Entra en nuestra web y conoce todo lo que podemos ofrecerte para vender tu piso en Sabadell.

Leave A Comment